¿Qué son las pruebas de detección del cáncer de próstata?

¿Qué son las pruebas de detección del cáncer de próstata?

Las pruebas de detección son las que se realizan a intervalos regulares para detectar una enfermedad como el cáncer de próstata en una etapa temprana. Si el resultado de una prueba de detección es normal, la enfermedad se presumirá que no se presenta. Si una prueba de detección es anormal, entonces se la sospecha de estar presente, y más pruebas generalmente son necesarios para confirmar la sospecha (es decir, para hacer el diagnóstico definitivo). El cáncer de próstata inicialmente se sospecha  debido a una anormalidad de una o ambas de las dos pruebas de detección que se utilizan para detectar el cáncer de próstata. Estas pruebas son un exámen rectal digital y un análisis de sangre llamado antígeno prostático específico (PSA).

 

 

 

En el examen rectal digital, el médico siente (palpa) la glándula de la próstata con el dedo índice enguantado en el recto para detectar anomalías de la glándula. Por lo tanto, un bulto, irregularidad o endurecimiento siente en la superficie de la glándula y es un hallazgo que es sospechoso de ser  cáncer de próstata. En consecuencia, los médicos generalmente recomiendan hacer un examen digital rectal en hombres mayores de 40 años y más.

La prueba de PSA es una prueba simple de sangre reproducible y relativamente precisa. Se utiliza para detectar una proteína (antígeno prostático específico) que se libera de la glándula de la próstata en la sangre. El nivel de PSA es generalmente más alto que 4ng/mL en personas con cáncer de próstata que en las personas sin cáncer.Hay situaciones de gran tamaño de próstata, las infecciones y la inflamación son otras razones por el PSA puede ser elevado. El PSA, por lo tanto, es valioso como una prueba de cribado para el cáncer de próstata. En consecuencia, los médicos generalmente recomiendan hacer un PSA en hombres mayores de 40 años y más. Con posterioridad se recomienda un pantallazo basado en las preferencias individuales y la evaluación de riesgo de desarrollar cáncer de próstata. Por ejemplo, los pacientes con un alto riesgo de desarrollar cáncer de próstata debido a un historial familiar o un alto nivel de PSA inicial deben tener una evaluación más frecuente (generalmente anual).

A pesar de que todavía se considera polémico, la mayoría de los urólogos recomiendan exámenes regulares para el cáncer de próstata en los hombres que tienen probabilidades de vivir más de 10 años (por ejemplo, la esperanza de vida> 10 años). La Asociación Americana de Urología (AUA) emitió sus directrices más recientes para el cáncer de próstata en 2009. Según éstos, hombres de la edad de 40 años se les debe ofrecer una prueba basal de PSA y un examen de próstata (examen digital rectal o DRE) para determinar el riesgo de cáncer de próstata. Una proyección posterior y pruebas pueden ser realizadas de acuerdo con las conclusiones sobre la evaluación inicial y el riesgo de una persona de contraer la enfermedad en función de otros factores como la raza, el origen étnico y la historia familiar de cáncer de próstata. Como se mencionó, la mayoría de los urólogos en la actualidad aconsejaría alguna forma de detección en los hombres con una esperanza de vida superior a 10 años. Con mayor frecuencia, sería llevar a cabo cada un año.

Resultados de la prueba de PSA menores de 4 nanogramos por mililitro de sangre se consideran generalmente normal. (Ver las siguientes dos secciones sobre falsos positivos elevaciones del PSA y en refinamientos en la prueba de PSA.) Existe una tendencia reciente, sin embargo, para realizar la biopsia de próstata en todos los pacientes con un PSA más de 2,5 ng / ml con el fin de detectar el cáncer de próstata de manera anticipada (y es de esperar, que sea completamente curable).

 

¿Qué son los falsos positivos de la prueba de PSA?

Los falsos positivos son elevaciones en el PSA son los aumentos en el PSA que son causados por otras condiciones de cáncer de próstata. Por ejemplo, la hiperplasia benigna de próstata (HBP) y la infección o inflamación de la próstata ( prostatitis ) puede elevar el PSA por cualquier causa. Tenga en cuenta también que incluso un examen rectal o una eyaculación dentro de las 48 horas anteriores a veces puede elevar el PSA. Falsos positivos de  elevaciones son por lo general en el rango de 4 a 10, pero se puede ir tan alto como 25 o 30. En estos niveles superiores, sin embargo, hay que tener cuidado en la interpretación de la prueba pues se justifica debido a que un cáncer de próstata  puede estar presente. Las enfermedades no prostáticos los medicamentos, alimentos, tabaco y alcohol no causan falsos positivos en las elevaciones del PSA.

La fiabilidad de la prueba de PSA para la detección del cáncer de próstata (llamada la sensibilidad de la prueba) es alta. La razón de esto es que la mayoría de los pacientes, aunque no todos, con cáncer de próstata tienen un límite o una elevación anormal de PSA.

Glandula de la prostata

¿Qué mejoras se han realizado en la prueba de PSA?

Recientemente, varias mejoras se han hecho en la prueba de sangre PSA. El objetivo de estas mejoras es ayudar a los médicos a evaluar mejor un límite o un PSA elevado. El objetivo es determinar con más precisión que tiene cáncer de próstata y que tiene una elevación de falsos positivos de la PSA de otra condición. En otras palabras, el propósito de las mejoras es el de mejorar la sensibilidad y la especificidad de la prueba.

¿Cómo se trata el cáncer de próstata diagnosticado y clasificado?

El cáncer de próstata se diagnostica a partir de los resultados de una biopsia de la glándula de la próstata. Si el examen de tacto rectal de la próstata o la prueba de sangre PSA es anormal, se sospecha del cáncer de próstata. Entonces, una biopsia de la próstataes recomendada. La biopsia se realiza desde el recto (trans-rectal) y se guía por ultrasonido con  imágenes de la zona. Un pequeño trozo de tejido de la próstata se retira a través de una aguja de corte. La ecografía transrectal guiada por Tru-Cut biopsia es el método estándar para diagnosticar el cáncer de próstata. Aunque inicialmente una serie de 6-núcleo era el estándar, la mayoría de los expertos en la actualidad abogan por muestreo de un mínimo de 10-12 piezas de la próstata para mejorar las posibilidades de detección del cáncer y también para proporcionar una idea mejor sobre el alcance y las áreas de participación dentro la próstata. Múltiples piezas son tomadas por el muestreo de la base, ápice, y glándula mediados a cada lado de la glándula. Más núcleos pueden ser muestreados para aumentar el rendimiento, especialmente en las grandes glándulas.

Un patólogo, que es un médico especialista que analiza muestras de tejido bajo un microscopio, examina las piezas bajo el microscopio para evaluar el tipo de cáncer presente en la próstata y el grado de implicación de la próstata con el tumor. También se puede obtener una idea acerca de las áreas de la próstata que están involucrados en el tumor mediante la evaluación de las piezas que contiene el cáncer y cuáles no. Otra evaluación muy importante que el patólogo hace formar la muestra es el grado (puntuación Gleason) del tumor. Esto indica lo diferente que las células cancerosas estan en el  tejido de próstata normal. Esta puntuaciópn da una idea de lo rápido que el cáncer es probable que crezca y tiene implicaciones muy importantes en el plan de tratamiento y las posibilidades de curación después del tratamiento. Un puntaje de Gleason de 6 se supone que indica bajo grado (menos agresivo), mientras que la enfermedad de 8-10 demuestra alto grado (más agresivo) el cáncer, el 7 es considerado como un punto intermedio a estos dos.

¿Qué pasa con la cirugía del cáncer de próstata?

El tratamiento quirúrgico para el cáncer de próstata se conoce comúnmente como una prostatectomía radical, que es la extirpación de toda la próstata. Toda la próstata, las vesículas seminales y la ampolla del conducto deferente se retiran, y la vejiga se conecta a la uretra membranosa para permitir la micción libre.

La prostatectomía radical es el tratamiento más común para el órgano confinado o cáncer de próstata localizado en los Estados Unidos. Esta operación se realiza actualmente en aproximadamente el 36% de los pacientes  limitada al órgano (localizado) cáncer de próstata. La Sociedad Americana del Cáncer estima una tasa de curación del 90% a nivel nacional cuando la enfermedad está confinada a la próstata y la glándula entera se quita. Las posibles complicaciones de una prostatectomía radical son los riesgos de la anestesia, sangrado local, la impotencia (pérdida de la función reproductiva) en el 30% -70% de los pacientes, y la incontinencia (pérdida de control de la micción) en el 3% y el 10% de los pacientes.

Grandes pasos se han realizado en la reducción de la frecuencia de las complicaciones de la prostatectomía radical. Estos avances se han logrado en gran medida a través de una mejor anestesia y las técnicas quirúrgicas. Las técnicas quirúrgicas mejoradas, a su vez, se derivan de un mejor entendimiento de la anatomía y fisiología clave de la potencia sexual y la continencia urinaria. Específicamente, la reciente introducción de técnicas de preservación de nervios para la prostatectomía ha ayudado a reducir la frecuencia de impotencia e incontinencia. De los hombres que se someten a estas nuevas técnicas, el 98% son continente, y el 60% es capaz de tener una erección.

La prostatectomía radical puede ser realizada por la cirugía abierta, la cirugía laparoscópica o por cirugía robótica (prostatectomía radical robótica asistida). En la actualidad, casi el 70% de las cirugías de prostatectomía radical en los EE.UU. se realizaron con el del sistema robótico Da Vinci. Para cirugía asistida por robot, cinco incisiones pequeñas en el abdomen a través del cual el cirujano inserta instrumentos en forma de tubo, incluyendo una cámara pequeña. Esto crea una magnifica vista tridimensional de la zona quirúrgica. Los instrumentos están unidos a un dispositivo mecánico, y el cirujano se sienta en una consola y dirige los instrumentos a través de un dispositivo de visualización para realizar la cirugía. Las puntas del instrumento se puede mover en una variedad de formas bajo el control del cirujano para conseguir una mayor precisión en la cirugía. Hasta ahora, los estudios muestran que la prostatectomía tradicional abierta y la prostatectomía robótica han tenido resultados similares relacionados con las tasas de supervivencia sin cáncer, continencia urinaria y función reproductiva. Sin embargo, en términos de la pérdida de sangre durante la cirugía y el dolor y la recuperación después del procedimiento, la cirugía robótica se ha demostrado que tienen una ventaja significativa.

La incontinencia después del tratamiento suele mejorar con el tiempo, ejercicios especiales, y medicamentos para mejorar el control de la micción. Ocasionalmente, sin embargo, la incontinencia requiere la implantación de un esfínter artificial alrededor de la uretra. El esfínter artificial se compone de músculo o de otro material y está diseñado para controlar el flujo de orina a través de la uretra.

¿Qué pasa con la terapia de radiación para el cáncer de próstata?

El objetivo de la radioterapia es para dañar las células cancerosas y detener su crecimiento o matarlas. Esto funciona porque los que se dividen rápidamente (reproducción), las células cancerosas son más vulnerables a la destrucción por la radiación que son las células normales vecinas. Los ensayos clínicos se realizan en la radioterapia para pacientes con órgano-confinados (localizados) cáncer de próstata. Estos ensayos han demostrado que la terapia de radiación como resultado una tasa de supervivencia (ser vivo) a los 10 años después del tratamiento que es comparable a la de la prostatectomía radical. La incontinencia y la impotencia puede ocurrir como complicaciones de la terapia de radiación, como con cirugía, aunque tal vez con menos frecuencia que con la cirugía. Se necesitan más datos, sin embargo, sobre los riesgos y beneficios de la terapia de radiación más allá de 10 años, sobre todo debido a las recurrencias tardías (reaparición) del cáncer a veces puede ocurrir después de la radiación.

La elección entre la radiación y cirugía para tratar el cáncer confinado al órgano de próstata implica consideraciones de la preferencia del paciente, la edad y condiciones médicas coexistentes (aptitud para la cirugía), así como de la extensión del cáncer. Aproximadamente el 30% de los pacientes con cáncer confinado al órgano de próstata son tratados con radiación. A veces, los oncólogos combinar la terapia de radiación con la cirugía o la terapia hormonal en un esfuerzo para mejorar los resultados a largo plazo del tratamiento en las etapas tempranas o posteriores del cáncer de próstata.

Las desventajas potenciales de la radioterapia incluyen una ligera tumefacción de la próstata que puede causar la obstrucción del flujo de orina y aumentar los síntomas que ya pueden estar presentes debido a un agrandamiento de la próstata. Los efectos secundarios de la radioterapia externa incluyen quemazón de la piel o la irritación y pérdida de cabello en el área donde el haz de radiación pasa a través de la piel. Ambos pueden causar severa fatiga , diarrea , y malestar al orinar . Estos efectos son casi siempre temporales. Sin embargo, existe la preocupación acerca de los efectos a largo plazo de la radiación, y aunque aún no demostrado, algunos estudios han reportado una mayor probabilidad de desarrollar cáncer de la vejiga o el recto durante muchos años después de someterse a radioterapia para el cáncer de próstata. Aunque la cirugía se puede hacer en el caso de la terapia de radiación no logra curar el cáncer de próstata (prostatectomía radical de rescate), que está llena con una mayor dificultad quirúrgica y una probabilidad significativamente mayor de complicaciones, como la impotencia y la incontinencia urinaria .

¿Qué pasa con el tratamiento hormonal para el cáncer de próstata?

El macho hombre tiene la androgénica se denomina hormona testosterona. Esta estimula el crecimiento de células prostáticas cancerosas y, por lo tanto, es el combustible primario para el crecimiento del cáncer de próstata. La idea de que todos los tratamientos hormonales (médico y quirúrgico), en resumen, es disminuir la estimulación por testosterona de las células prostáticas cancerosas. La testosterona normalmente se produce por los testículos en respuesta a la estimulación de una señal hormonal llamada LH-RH. La LH-RH es sinónimo de hormona luteinizante liberadora de hormona y también se denomina hormona liberadora de gonadotropina. Esta hormona viene de una estación de control en el cerebro y viaja en el torrente sanguíneo a los testículos. Una vez allí, la LH-RH estimula los testículos para producir y liberar la testosterona.

El tratamiento hormonal, también referido como privación de andrógenos (privando a la próstata de la testosterona), se puede lograr intervención quirúrgica o médica. El tratamiento hormonal quirúrgico consiste en la extirpación de los testículos en una operación llamada orquiectomía o castración a. Esta cirugía por lo tanto elimina fuente del cuerpo de la testosterona. El tratamiento hormonal médico consiste en tomar uno o dos tipos de medicamentos.

Hoy en día, la mayoría de los hombres elijen un tratamiento hormonal de medicación durante la cirugía, probablemente porque consideran que la castración quirúrgica como más devastadora cosmética o psicológicamente. En realidad, sin embargo, los efectos y los efectos secundarios del tratamiento hormonal médica en comparación con el tratamiento hormonal quirúrgica son muy similares. Ambos tipos de tratamiento hormonal por lo general eliminan efectivamente la estimulación de las células de cáncer por la testosterona. Algunos tumores de próstata, sin embargo, no responden a esta forma de tratamiento. Se les conoce como los cánceres de próstata independientes de andrógenos. Los efectos secundarios principales de todos estos tratamientos hormonales (es decir, los efectos secundarios de privación androgénica) son agrandamiento de las mamas ( ginecomastia ) que a menudo son sensibles, rubor (como sofocos ) e impotencia.

 

Siguiente: ¿Qué es la crioterapia para el cáncer de próstata?

GD Star Rating
loading...
GD Star Rating
loading...
¿Qué son las pruebas de detección del cáncer de próstata?, 4.0 out of 10 based on 1 rating